Todo sobre el impuesto de matriculación

Este artículo es una guía completa para resolver todas las dudas sobre el impuesto de matriculación.

impuesto matriculación

¿Qué es el impuesto de matriculación?

El impuesto de matriculación (también conocido como impuesto especial sobre determinados medios de transporte) es un tributo que grava, de forma directa y definitiva, la  primera matriculación en nuestra país de vehículos nuevos o usados que estén provistos de motor y que se utilicen para circular por vías y terrenos públicos.

Éste importe sólo se tiene que gestionar y pagar una vez, esto es, cuando se registra y matricula el vehículo en España, siendo indiferente si  éste cambia de propietario en el futuro y las veces que lo haga. Para calcular el impuesto de matriculación haga click en este enlace.

El cobro de dicha tasa es una competencia traspasada por el Estado a las Comunidades Autónomas desde el año 2008.

Es un impuesto que depende y varía en función de las características de cada vehículo y de la provincia donde se matricule; así hay algunas Comunidades Autónomas como por ejemplo Cataluña, donde se paga más de impuesto de matriculación porque tienen un tipo impositivo más alto  que otras. Principalmente podemos decir que el importe a pagar cambia en función de cada modelo, su antigüedad y las emisiones combinadas de CO2, es decir lo que contamina cada uno de manera combinada.

Resumiendo, diremos que es un impuesto que pagan todos los vehículos nuevos y todos los vehículos usados(como por ejemplo es el caso de los coches de importación) que se quieran registrar para circular en España .

Es por ello que todos los coches importados que queramos legalizar en España, una vez hayan pasado la ITV en nuestro país y tengan la ficha técnica correspondiente, tendrán que abonar  el impuesto de matriculación excepto que sean vehículos poco contaminantes, los cuales están exentos del pago.

  

¿Cuánto se paga?

Fundamentalmente  hay 4 “escalones” distintos que varían en función de lo que contamine cada vehículo, los cuales vienen determinados por emisiones inferiores o iguales a 120 g/km, 160 g/km y 200 g/km de CO2, requiriendo cada tramo el pago del 4.75%, el 9.75%, el 14.75%. Cabe destacar aquellos que contaminan menos de 120 gr de CO2 por km, los cuales están exentos del impuesto de matriculación. 

Estos son los tramos principales:

  • 0%: vehículos de emisiones menores o iguales a 120g/km de CO2
  • 4,75%: vehículos de emisiones mayores de 120 y menores de 160 g/km de CO2
  • 9,75%: vehículos de emisiones mayores o iguales de 160 y menores de 200 g/km CO2
  • 14,75%: vehículos de emisiones mayores o iguales a 200 g/km de CO2

Sobre la base imponible de cada vehículo se aplica una depreciación por antigüedad y luego el porcentaje según las emisiones.

Para saber cuál es esta base tenemos que dirigirnos a una Orden que se aprueba de manera anual con todos los vehículos y su base de cálculo. En el siguiente enlace podemos encontrar dicho documento, correspondiente al año 2016:  https://www.boe.es/boe/dias/2016/12/17/pdfs/BOE-A-2016-11948.pdf

 

¿Quiénes están exentos de pagar este impuesto?

Es importante conocer que en determinados casos, se exime de pagar el Impuesto de matriculación (por ejemplo si tiene una minusvalía), o puede tener derecho a una deducción a la mitad en el importe (en el caso de las familias numerosas) o una reducción del 30% (en el caso de las autocaravanas) 

Principalmente están exentos las personas que tengan movilidad reducida; por ello los compradores de vehículos nuevos o usados provistos de motor, que compren un vehículo para su uso exclusivo y que tengan  minusvalía están exentos del pago; y para poder llevarse a cabo esa exención deben darse principalmente los siguientes requisitos:

  1. Que hayan transcurrido al menos cuatro años desde la matriculación de otro vehículo en idénticas condiciones (esto es otro que tampoco haya pagado el impuesto de matriculación), salvo en caso de siniestro total del vehículo antiguo que esté debidamente acreditado.
  2. Que no sean objeto de una transmisión posterior por actos “inter vivos” (venta del coche) durante el plazo de los cuatro años siguientes a la fecha de su matriculación; es decir que no se venda el coche durante los cuatro años posteriores.

Aparte de esta exención, existen otras posibilidades que nos permitirán no pagar este impuesto, como por ejemplo taxis, coches de auto escuela o coches de alquiler o todos los vehículos que se matriculen como consecuencia del traslado de la residencia habitual de su titular desde el extranjero al territorio español (todo ello debidamente demostrado)

Por otro lado cabe destacar los vehículos destinados al uso exclusivo de familias numerosas los cuales tendrán derecho a la reducción del 50 % en el impuesto de matriculación

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies